Déficit de potasio en las plantas

DÉFICIT DE POTASIO EN LAS PLANTAS

El déficit de potasio en una planta se observa en sus hojas, ya que empiezan a amarillear (clorosis) a lo largo del margen de la hoja, y entre sus venas. Si la falta de potasio es severa toda esta parte de la hoja puede llegar a desprenderse. La clorosis empieza en las hojas más viejas.

Los cultivos con deficiencia de potasio crecen lentamente y sus raíces están poco desarrolladas. Sus tallos son débiles, se reduce la floración, la fructificación y el crecimiento de toda la planta. Con falta de potasio aumenta la vulnerabilidad a agentes externos como el frío o la sequía, también es vulnerable a las enfermedades.

La falta de potasio es más común en suelos arenosos debido a que el suelo se lava mucho con el riego. También en suelos con mucha cal puede escasear el potasio. Tendría que haber muchísima cantidad de potasio para que fuera tóxico para la planta, pero si hay mucho potasio puede generar que haya poca cantidad de magnesio por antagonismo con él.

aCEBO

Fotografía por Cuida tus plantas

Yolanda Carchenilla Cebrián y Marta Rodríguez Rodríguez

Deficiencia de manganeso en las plantas

DÉFICIT DE MANGANESO EN LAS PLANTAS

El manganeso contribuye en el funcionamiento de varias funciones de la planta, como la fotosíntesis, la respiración y la absorción de nitrógeno. También interviene en la germinación del polen, el crecimiento del tubo polínico, el alargamiento celular en la raíz y la resistencia a patógenos de la misma.

Si a la planta le falta manganeso se puede ver en sus hojas ya que les produce clorosis intervenal, van amarilleando sus hojas jóvenes, también pueden llegar a aparecer manchas bronceadas hundidas. La falta de manganeso podría confundirse con la falta de hierro. La deficiencia de manganeso puede surgir cuando el PH del sustrato es superior a 6.5, pues dicho elemento es fijado y pierde disponibilidad para su absorción. La deficiencia también puede ser causada por bajos índices de aplicación de fertilizantes, por la aplicación de fertilizantes con bajo contenido en este nutriente, por la lixiviación excesiva o por demasiado quelato de hierro.

Se puede producir una toxicidad por exceso de manganeso. Veríamos quemaduras en las puntas y hojas más viejas, y podríamos ver también manchas de color rojizo o castaño. Si la toxicidad es muy severa podrían aumentar el tamaño y el número de las manchas. Con niveles de PH por debajo de 5.5, el manganeso se vuelve altamente soluble, y es posible que las plantas muestren síntomas de toxicidad.

En este caso debemos prestar especial atención ya que los problemas de deficiencia o toxicidad del manganeso se pueden confundir con las del hierro. Respecto de ambos minerales la deficiencia se manifiesta como clorosis intervenal de las hojas jóvenes. La diferencia principal consiste en que, en el caso del manganeso, aparecen áreas bronceadas entre las venas, y en las del hierro se vuelven casi blancas. En cuanto a la toxicidad, sus síntomas son idénticos tanto en el hierro como en el manganeso, por lo que es muy difícil distinguirlos.

Foto sacada de botanicautil.com

Yolanda Carchenilla Cebrián y Marta Rodríguez Rodríguez

El Nitrógeno en las plantas

El nitrógeno es un elemento que ayuda a las plantas a tener un crecimiento con mayor fuerza y vigor. Es fundamental para la fase de crecimiento.

Carencias de Nitrógeno

(Fuente: DStudio.es)

La carencia de nitrógeno produce clorosis (amarilleamiento), la cual se inicia en las hojas más viejas y después pasa a las jóvenes.

Otro síntoma que se produce en las plantas es la producción de plantas pequeñas con desarrollo lento y menos cantidad de hojas. En los cereales de grano pequeño la falta de nitrógeno hace que macollen menos (echan menos tallos en el cuello de la planta). En la planta del algodón produce una maduración más rápida por lo que los frutos son más pequeños. En el maíz hace que el grano tenga más humedad.

Las semillas y partes vegetativas tienen bajo contenido en proteínas.

Causas de deficiencia de nitrógeno

  • Frío
  • Suelos salinos
  • Suelos con exceso de humedad (suelos inundados o estancados)
  • Exceso de lluvia que produce un lavado del suelo y hace que se pierdan macronutrientes como el nitrógeno
  • Suelos con un pH inadecuado, por debajo de 5 o por encima de 9
  • Tener plantas de crecimiento rápido

Exceso de Nitrógeno

El exceso de nitrógeno produce un follaje muy desarrollado con tallos débiles y hojas en forma de garra mirando hacia el suelo con un verde muy intenso.

También ocasiona un retraso en la maduración de los frutos siendo menos dulces y poca resistencia a las plagas.

Para solucionar el exceso de nitrógeno se hace un lavado del suelo.

Dado la variedad tan extensa de plantas, no a todas afectan las carencias y excesos de nitrógeno por igual. Lo que para alguna especie puede ser un nivel óptimo de nitrógeno, para otras no, como las especies nitrófilas, que necesitan mas nitrógeno. Como por ejemplo el ailanto (Ailanthus altissima) o el césped.

(Mamen y José)

Deficiencia de calcio

Los síntomas de la deficiencia de Calcio aparecen primero en las hojas y tejidos jóvenes, el crecimiento se inhibe y las plantas tienen la apariencia de un arbusto. Las hojas más jóvenes son usualmente pequeñas y deformadas, con manchas cloróticas de color café que se desarrollan en el margen de la hoja, las que se esparcen y eventualmente se unen en el centro de las hojas. Las nervaduras también son café, lo que hace una característica típica de plantas deficientes en Calcio, nervaduras oscuras en hojas completamente necróticas. Las hojas pueden verse ajadas y partidas. El crecimiento de los meristemas de la raíz se detiene en las plantas deficientes.

Síntomas

– Hojas abarquilladas

– Deformación y muerte de las puntas (meristemas). Típicamente, muerte de los ápices de la raíz. Muerte de los meristemas, lo que resulta en la producción de muchas ramas.

– Clorosis al interior de los márgenes de la hoja.

– Nervaduras de color oscuro

Procesos importantes

– El Calcio es extremadamente inmóvil en la planta y por tanto afecta especialmente al tejido nuevo, especialmente a los meristemas.

– La deficiencia de Calcio es difícil de manejar y es a menudo un problema en la producción del tomate y el pimiento, resultando en la pudrición del ápice del fruto.

– La deficiencia de Calcio puede ser un problema en suelos ácidos. A veces el encalar solo mejora el pH en el suelo superficial (10 – 30 cm), lo que lleva a un crecimiento detenido de la raíz en las capas más profundas.

Carencia intermedia de Ca

Carencia de Calcio

El calcio es un elemento fácil de encontrar en la tierra pues su disposición para las plantas es abundante y no suelen haber carencias de este elemento excepto en aquellos suelos con un PH muy ácido.

Las carencias, pueden estar más presentes en los cultivos hidróponicos ya que el sustrato utilizado es inerte (coco, arlita, lana de roca, mapito…) o inexistente como en el caso de los cultivos aeropóncios.

En estos casos debemos asegurarnos que el aporte de calcio para cannabis es el adecuado para no sufrir carencias desde un inicio. Muchos de los abonos que encontramos en el mercado están diseñados con un aporte de calcio aunque a veces no es suficiente para evitar carencias, sobre todo si se trabaja con agua osmótica sin nutrientes.

En este caso deberemos de adecuar a la solución nutriente, antes de aplicar cualquier otro abono, con dos partes de calcio por una de magnesio de EC 0.0 a EC 0.3-0.4

Síntomas visibles de la carencia de calcio en el cannabis

  • Las hojas más jóvenes de la planta son las primeras en ser visiblemente afectadas.
  • Se retarda el desarrollo de la parte alta de la planta.
  • El sistema radicular se ve afectado con lo que la absorción de los nutrientes se reduce.
  • A medida que avanza la carencia las hojas más jóvenes nacen amarillentas e irán deformándose a medida que la carencia avance.
  • La producción de los cogollos se ve seriamente reducida.

Para ayudar a erradicar la carencia de calcio podemos realizar aplicaciones foliares de Ca con un Ph 7.2 directamente a las hojas afectadas junto con otro aporte mediante el riego añadiendo calcio y magnesio subiendo la EC inicial en 0.2 puntos durante unos 5 días.

Exceso de calcio en la marihuana

Carencia Avanzada de Ca

El exceso de calcio de hace de difícil detección, pues es el causante del bloqueo de varios nutrientes creando carencias de potasio, magnesio, manganeso y hierro. En los diferentes sistemas de cultivo hidropónicos cuando existe un exceso de calcio en el tanque este entra en contacto con el azufre de la solución nutriente precipitándose quedando en el fondo del deposito. En este caso deberemos de cambiar la s/n del deposito para volver a adecuarla a las necesidades del cultivo.

El calcio es un elemento que va directamente relacionado con la transpiración de las plantas. Este control de la transpiración procede en escénica de las raíces y los estomas los cuales son unos puntos situados en las hojas, lugar por donde transpira la planta. En muchas ocasiones es posible que los estomas se cierren por un exceso de calor causando una quemadura superficial, confundiéndola con un síntoma de carencia de calcio.

Aunque cabe destacar que con una carencia de este elemento las plantas son siempre más susceptibles a sufrir un estrés térmico dado que el calcio contribuye en la creación de proteínas que hacen que la planta sean más resistente a la calor.

Como aportar calcio a las plantas de marihuana

Como ya hemos comentado anteriormente, si el agua utilizada para el riego de las plantas de marihuana es osmótica deberemos añadir Calcio y Magnesio antes de aportar los abonos. El agua osmótica tiene la peculiaridad de no contener ningún nutriente de modo que su EC inicial siempre será 0.0.

Los abonos de marihuana ya contienen los micro elementos necesarios para la vida de la planta, pero hay nutrientes como el calcio o magnesio que deben tener una mayor concentración inicial para asegurarnos que las plantas de marihuana dispondrán en su justa medida de estos elementos nutritivos.

Si utilizamos agua del grifo con una EC de 0.3-0.4 será una EC adecuada para poder realizar la mezcla con los abonos asegurándonos que ya contienen unas cantidades adecuadas de Ca y Mg. Cabe destacar que según variedad cultivada habrá que realizar aportes de calcio y magnesio durante la floración para evitar la aparición de carencias a partir de la 4º-5º semana de floración cuando están plena floración.

En este caso será importante este aporte para que las plantas puedan por un lado reducir cualquier tipo de estrés durante todo el cultivo y por el otro y en consecuencia poder cosechar la mejor calidad y cantidad de cogollos posible. Para estos casos podemos utilizar Regulator de Aptus, durante todo el cultivo, reduciendo las necesidades hídricas de la planta, en hasta un 30%, haciéndolas más resistentes a las deshidrataciones causadas por altas temperaturas o periodos de sequedad.

Identificar carencia de calcio en las plantas de marihuana:

Carencia de calcio en hojas bajas y viejas

 

Estado de la planta con carencias de calcio

Carencia de Calcio más marcada en la planta izquierda.

Carencia de fósforo

La deficiencia de fósforo tiene a inhibir el crecimiento del tallo. Las hojas se tornan oscuras, de aspecto apagado, color azul-verdoso y pueden volverse pálidas en deficiencias severas. El color rojizo, o rojo-violeta se desarrolla a veces por la síntesis de antocianinas. Los síntomas aparecen primero en las partes más viejas de la planta. Las hojas nuevas pueden a menuda aparentar ser sanas, pero a menudo son pequeñas. La deficiencia de fósforo puede conducir también al aumento de la relación raíz a tallo en muchas especies vegetales.

Síntomas

– Hojas de color verde oscuro

– Hojas pequeñas

– Crecimiento reducido del tallo e incremento del crecimiento de la raíz lo que resulta en un relación tallo / raíz más pequeña.

 

Fosforo 1