Síntomas de la carencia de hierro

Como todos sabemos, las plantas necesitan sustancias minerales para vivir. Las más conocidas (y las que requieren en mayores cantidades) son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio. Otro mineral que necesitan es el Hierro.

Hojas de Membrillero con carencia de hierro

La carencia de Hierro se reconoce muy bien, ya que es el único elemento que se fija en las hojas y luego no se mueve más, con lo que, en caso de que aparezca una carencia, afecta a las puntas de crecimiento y menos a las hojas viejas. Además, la sequedad del suelo y las altas temperaturas siempre favorecen su aparición. Normalmente las hojas brotan amarillentas y, en casos más agudos, llegan a necrosarse entre los nervios de la hoja.

El hierro es fácil que sea deficitario en suelos calcáreos, no porque no haya hierro en el suelo, sino porque en condiciones de pH elevado (alcalino) el hierro no es asimilable por las raíces.

Para solucionar el problema, en teoría bastaría con bajar el pH, pero eso siempre supone un problema ya que bajar mucho el pH de golpe puede suponer un golpe muy duro para nuestras plantas y, además, requiere grandes cantidades de productos. Es preferible bajarlo poco a poco y luego mantener el pH haciendo aplicaciones periódicas. Para ello usaremos correctores de pH y abundante materia orgánica.

En la práctica es mucho más usual, por la facilidad que supone, usar quelato, una forma de aplicar hierro al suelo que es muy fácil de asimilar por las raíces. No obstante no es una solución definitiva y, con alta probabilidad, habrá que hacer aplicaciones habituales todos los años. Su efecto sólo dura unos meses. Aplicarlo cuando empiece la época de calor y sequedad.

Los ácaros del peral y del manzano

Los frutales de pepita, como son el peral (Pyrus communis) y el manzano (Malus domestica), pueden sufrir el ataque de unos ácaros dañinos sobre todo porque pueden confundirse con otro tipo de problemas fisiológicos, lo que facilita que se vaya extendiendo el daño sin tomar las medidas oportunas.

Manchas de color bronce en hojas de manzano

Como se puede ver en la imagen superior, unas manchas irregulares de color bronce, que a menudo comienzan en las axilas de los nervios y se extienden hacia el borde de la hoja, podrían confundirse con quemaduras solares o sequedad ambiental extrema. Para confundirnos más aún, ambas circunstancias, la sequedad y la radiación solar elevada que genera altas temperaturas, son situaciones que favorecen en gran manera la proliferación de ácaros de todo tipo. Sin embargo, las manchas por quemaduras solares tienen una característica importante: surgen en los tejidos más jóvenes y siempre en superficies de las hojas orientadas al sol de mediodía. Además, no tienen color bronce.

A la lupa se observan con cierta dificultad unos bichitos de un tamaño muy pequeño (de 0,1 a 0,2 mm) con cuerpo de forma ahusada y con sólo 4 patas (los arácnidos, entre los cuales se encuentran los ácaros, son animales que normalmente poseen 8 patas). La detección de estos ácaros y la presencia de las manchas de color bronce son perfectamente sintomáticas: se trata del Epitrimerus pyri.

Epitrimerus pyri

El tratamiento es, cuando se trata de un manzano o de un peral jóvenes, con acaricida aplicado con un pequeño pulverizador.

Tratamiento acaricida

Hemos usado Abamectina, una sustancia que también actúa como insecticida y que es un derivado de unas sustancias naturales (avermectinas) producidas por la fermentación de la bacteria Streptomyces avermitilis. Es un producto penetrante y ligeramente sistémico (una vez dentro de la planta se mueve por dentro de sus tejidos), por lo que una vez rociado sobre la planta la protege desde dentro y no es imprescindible que el vegetal quede absolutamente cubierto por el caldo. Actúa, una vez ingerido más que por contacto, sobre el sistema nervioso de los artrópodos (ácaros e insectos) paralizándolos ya que modifica la permeabilidad de sus neuronas al calcio. Tiene efectos tanto sobre los adultos como sobre las larvas, pero no sobre los huevos, por lo que es necesario repetir el tratamiento al cabo de unos días. Es importante hacer la aplicación con baja insolación ya que es una sustancia que se degrada fácilmente por acción de la luz, siendo su vida media inferior a un día en caso de estar expuesta al sol. Es por ello que con esta sustancia sea especialmente importante rociar las hojas por el envés, menos expuesto a la luz solar, costumbre que, por otra parte, es muy recomendable siempre para este tratamiento y para muchos otros, ya que la permeabilidad de las hojas siempre es mayor por el envés y los parásitos, a menudo, viven en esa parte de la hoja.

Como consejo para todo tipo de tratamientos, es imprescindible leer las etiquetas de los productos y seguir sus instrucciones. Evitaremos muchos problemas y aumentaremos la eficacia de los tratamientos.

Los thrips del guisante de olor

Los Thrips del Guisante (Kakothrips robustus) son pequeños y delgados insectos picadores-chupadores que se alimentan de las células de los tejidos del Guisante (Pisum sativum) y de otros parientes cercanos, como el Guisante de Olor (Lathyrus odoratus).

Hojas con Thrips

Como se puede apreciar en la foto superior (aunque la imagen no sea nítida) las hojas se muestran muy dañadas con gran número de zonas blanquecinas debido a la desecación de los tejidos una vez los Thrips se han alimentado de sus células. Además se pueden ver pequeños puntos oscuros que no son más que las secreciones que producen estos insectos que son pequeñas bolitas líquidas y que cuando pasan unas horas tras haberlas secretado se van oxidando y adquieren un color oscuro.

A la lupa binocular se observan pequeños insectos que no llegan al milímetro de longitud con forma bastante estrecha. En el caso de la imagen adjunta se observan en fase de larvas ya que en el ataque que estudiamos no encontramos fases adultas (imagos).

Larvas de Kakothrips robustus

Es una plaga importante y muy dañina, por lo que conviene detectarla a tiempo. Además de los propios daños son insectos que transmiten otras enfermedades peligrosas como virosis, las cuales tienen muchos más problemas de control.

El tratamiento es con insecticidas, lógicamente, ya que tenemos apenas 2 docenas de plantas jóvenes que proteger. Nosotros hemos usado neonicotinoides (Imidacloprid), que son sustancias derivadas de la nicotina. La nicotina y sus derivados afectan al sistema nervioso de los animales, como bien saben los fumadores. Es una sustancia que penetra y se mueve por dentro del vegetal (es sistémica) y actúa sobre todo cuando los insectos picadores-chupadores la ingieren junto a los líquidos vegetales de los que se alimentan, inhibiendo el buen funcionamiento del sistema nervioso. Para el caso del thrips se necesitan dosis elevadas (0,75 cc/l) ya que son más resistentes, por ejemplo, que los pulgones y repetir el tratamiento unos días después. Posteriormente necesita seguimiento continuo por si volviera a aparecer la plaga. Con Imidacloprid el tratamiento es conveniente hacerlo cuando la planta no tiene floración, para evitar afectar a los insectos polinizadores ya que pueden aparecer ligeras concentraciones en el néctar y en el polen durante los días siguientes a la aplicación.

Zooimages

Como consejo para todo tipo de tratamientos, es imprescindible leer las etiquetas de los productos y seguir sus instrucciones. Evitaremos muchos problemas y aumentaremos la eficacia de los tratamientos.

¡Bienvenidos!

Este sitio Web ha sido inaugurado hoy sábado, 3 de junio de 2017.

El pasado jueves, 1 de junio, dio comienzo el Taller de Empleo de jardinería del Ayuntamiento de Yebes, Guadalajara. En concreto, nuestras labores se van a desarrollar en la urbanización denominada “Ciudad Valdeluz”, a escasos 7 kilómetros de la capital, Guadalajara, por la N-320 en dirección a Cuenca.

El objetivo es que este espacio sirva para recopilar la experiencia, las labores por realizar, los temas aprendidos… Servirá como punto de encuentro y estímulo para todos los implicados.

¡Un cordial saludo a todos los interesados!